top of page

LA PALABRA SAGRADA DE OLOFIN (OGUNDA OSHE)


En este camino era el tiempo en que la mujer se rebeló, porque quería ser igual que el hombre en todo. Y aún, valer más que él, y por eso siempre estaban en guerra, debido a esa guerra, no tenía contacto sexual y no había reproducción.

Entonces, acordaron ir en presencia de Olofin para que él sentenciara. Olofin los oyó a los dos, y cogió dos cajitas que se las llevó a la boca y les sopló su Ashe. Seguidamente tapó las mismas, y les dijo:

“Guárdenlas sin abrirlas hasta que yo les indique, y cuando yo los cite a ustedes vendrán con sus cajitas y, yo las abriré en su presencia, y cada uno tendrá lo suyo.”

Así pasaron los días y el hombre mantenía su cajita guardada, pero en cambio, la mujer siempre deseaba saber lo que contenía su cajita, y la manoseaba. Un día no resistió más y quitó el amarre y levantó la tapa, sintió una corriente de aire que invadió su cuerpo haciéndola sentir mal.


Ante eso, fue a ver al hombre y le dijo que ya era hora de ir a ver a Olofin. Pero el hombre le contestó:

“Tenemos que esperar a que nos cite.”

Pero fue tanta la insistencia de la mujer, que cada uno cogió su cajita y fueron a presencia de Olofin.

Este, al verlo, dijo:

“Yo todavía no los he citado, pero ya que están aquí les voy a revisar sus cajitas.”

El hombre, enseguida le entregó su cajita completamente cerrada, y la mujer se la entregó abierta, y le explicó lo que le sucedía y cómo se sentía.

Olofin dijo:

“Lo que sucede es que una de las cajitas tenía la inteligencia y el talento, y la otra tenía la curiosidad, la envidia, la enfermedad y todo lo malo, y como tú mujer la abriste, esto último es lo que te ha tocado a tí.”


Ella dijo:

“Ahora estoy enferma,” a lo que Olofin dijo:

“Sube a mi diestra que mi ego te curará.” Ella subió y al subir los peldaños empezó a sangrar por sus partes y al llegar a los pies de Olofin, se le quitó.

Y Olofín dijo:

“Tú hombre, por tu comportamiento, será el jefe de la familia, te volverás a vivir con ella y tendrás muchos hijos, pero siempre que la veas con sangre, respetarás el contacto con ella.”

To Iban Eshu.


NOTA: Olofin le dijo a la mujer, cada vez que la luna nueva anuncie su luz sobre el mundo, mi palabra será sagrada, Ley para ti y toda la simiente hembra en la tierra empezará a sangrar. Por el eso el periodo normal de la menstruación de la mujer es cada 28 días.

9 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page